09 enero 2014

El antídoto

Luis-Cerezo-en-Croma-2014-01-9-09-55.jpg

Desde que inventé en el plano teórico a la tierna edad de cinco años, un sistema para volar en bicicleta usando globos de colores mi vida se ha basado en el desarrollo de proyectos realizables e irrealizables.

Siempre estoy escribiendo o rodando uno mientras otros están a la sombra de una libreta de bolsillo o en el limbo de una carpeta de correo: De todos ellos, los que más me gustan independientemente de su grado artístico son los que tienen que ver con reírse.

 Como decía Nietzsche, que era un pesimista «El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.» concepción que lo aproxima a la filosofía cínica y que establece que el humor es, en el fondo, un tipo de catarsis o contraveneno espiritual.